lunes, 23 de junio de 2008

500 años después, los molinos del Quijote vuelven a funcionar

Me gusta mucho la historia, y me genera una sensación extraña estar en lugares con historia. Un amigo un día me contó que al pisar Roma le dio un escalofrío: "Era estar pisando la historia misma", recuerdo que me dijo. Indudablemente debe ser así.

Hoy leo que tres de los diez molinos harineros que quedan en pie del Campo de Criptana vuelven a funcionar y me da la sensación de que estar ahí debe generar algo por lo menos movilizante. Los molinos del Campo de Criptana fueron aquellos que inspiraron a Miguel de Cervantes para ambientar el capítulo VIII de Don Quijote de La Mancha, en el cual el propio Don Quijote pelea contra los molinos estando convencido de que eran gigantes. Sin duda uno de los capítulos más recordados del relato.

El alcalde de Campo de Criptana, Santiago Lucas-Torres, aseguró que la puesta en marcha simultánea de los tres únicos molinos de viento del siglo XVI existentes en la Península Ibérica "es un paso de gigante para poder obtener su declaración como Patrimonio de la Humanidad".

En el siglo XVIII, el Catastro del Marqués de la Ensenada documentaba la existencia de 34 molinos harineros en Campo de Criptana, de los que hoy se conservan diez, de los cuales solamente tres -los denominados "Sardinero", "Burleta" e "Infanto", del siglo XVI- conservan gran parte de su estructura y mecanismo original y están declarados Bienes de Interés Cultural desde 1979.

Fuente: ADN.es

4 comentarios:

  1. Estuve alli en el año 2003 y fue una experiencia extraña, sobre todo por el sentimiento encontrado que produce ver el origen de la lengua colonizadora de nuestros pueblos originarios.
    Más conmoción me produjo entrar a la Catedral de Toledo y leer en un dintel de uno de los portales la siguiente inscripción: "Este templo se termino de construir en Setiembre de 1492"... días después Colón arribaría las costas caribeñas de nuestra América. Es algo que no olvidaré.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Wow!, eso sí debe ser movilizante!
    Gracias por pasar!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. No se por que me siento identificado con tu amigo...
    Extrañas son las sensaciones que uno descubre cuando viaja por ciudades...
    Besos, muy interesante lo que contas.
    Tincho, vos atacarias los molinos con la cabeza al frente (es un piropo y un palito, extrañas son las palabras)
    Saludos, y abrazos.
    Hernán

    ResponderEliminar
  4. Hola amigo Hernán... está bien que te identifiques con mi amigo porque fuiste vos el que me contó eso! Je.
    Ni hablar que los atacaría, me faltan los 40º de fiebre del Quijote, pero los encaro sin duda.
    Abrazo!

    ResponderEliminar