lunes, 13 de julio de 2009

Cine en 3D: ¿el contragolpe de la industria?


Ya todos sabemos que la industria del cine se vio altamente perjudicada con la irrupción de las tecnologías de descarga a partir de la masificación de Internet en todo el mundo, hace ya varios años. El otro día fui a ver "Up!" en 3D y me fascinó; luego fui a ver "La Era del Hielo 3" y también me incliné por el 3D, pese a que tuve que ir a la trasnoche del sábado porque no quedaban más localidades para las funciones anteriores, y también me encantó.



Está bien que esta falta de localidades tiene que ver con la Gripe A y todo eso, pero aún así me dio la sensación que esta nueva tecnología puede ser una buena estrategia de la industria ante esta crisis que está atravesando. Toda crisis es una oportunidad, dicen los que saben...



Particularmente, el cine 3D me pareció muy bueno: no quiero decir que "da otra dimensión a las películas" porque suena más que obvio, pero no encuentro otra forma de describirlo. Es fantástico cómo la pantalla se hace profunda y se llena de "vida". No pierdan la oportunidad de ir a ver una peli en 3D porque te dan ganas de ir a ver todas las películas así... Está bien, en La Plata un boleto de estas características sale el doble que uno común, pero es parte del juego. Leí por ahí que "los cines 3D generan el doble de asistencia que los cines en 2D y el triple de ingresos." Debe ser por eso. Pero por lo que a mí respecta, sí, me dan ganas de ir al cine de nuevo... casi las mismas ganas que me daban antes :)


2 comentarios:

  1. Tenés que ver Beowulf en 3D, preferentemente en la Sala del IMAX en el Showcenter Norte, en Vicente López.

    La experiencia es incomparable a lo que sentiste con UP (que también ví), ya que soy fanático del Cine en 3D.

    Haceme caso y andá, quedarás shockeado

    Saludos , y visitá Diario 2011!

    ResponderEliminar
  2. El otro día fui a ver "Up!" en 3D y me fascinó; luego fui a ver "La Era del Hielo 3" y también me incliné por el 3D :D:D Superrr Goood Blog Thanks

    ResponderEliminar