jueves, 31 de enero de 2008

Marihuana en sobrecitos

El martes por la mañana escuchaba en un taxi en Capital Federal a Ari Paluch que en su programa de radio comentaba acerca de las máquinas expendedoras de marihuana que instalaron en California.
Explicaba que para acceder al cannabis se debía contar con una prescripción médica y presentársela a los guardias de seguridad que se encontrarían junto a la máquina, la cual además registraba una foto del paciente y scaneaba sus huellas digitales.
Esa misma mañana encontré en Lanacion.com esta nota, que explica más o menos lo mismo que dijo Paluch por la radio, y hoy encuentro en Anotherblog una foto de estas particulares máquinas.
Como casi siempre me sucede con cosas que pasan en otros países que sería imposible que se desarrollen en Argentina de manera "normal", intenté trazar un paralelismo de lo que sucedería si esas máquina se instalan en nuestro país.
La verdad, mejor ni enumerar mis conclusiones: todos sabemos que desde prescripciones médicas truchas hasta disfraces pueden ser posibles, y si el disfraz tiene que coincidir con la foto del DNI, "2x1 promoción", conseguís todo por el mismo precio. Y ahí sí te quisiera ver, país colorinche...

1 comentario:

  1. el anonimo de siempre2 de febrero de 2008, 00:33

    vamooooooo!!! ya falta poco... demasiada vigilancia todavia....
    aca reventariamos la maquinita al toque.

    ResponderEliminar