domingo, 21 de diciembre de 2008

El Indio Solari en La Plata: y me hizo crack el hueso al final...

Y sí, terminé mi catarata de recitales 2008 yendo al Estadio Único de La Plata a ver al Indio Solari y Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, en un show que tenía ganas de ver desde que en el 2005 lo dejé pasar.

El Indio entonó Porco Rex de pe a pa, entero, no faltó un tema. Lo hizo a la perfección, con una banda detrás que se nota está aceitada y que suena bien. Mechó también tres temas de su anterior material,  El Tesoro De Los InocentesPabellón Séptimo y To Beef or not to Beef...  pero sinceramente esos dieciseis temas (trece de Porco Rex más tres de El Tesoro)  no hicieron al show. EL show, por lejos, fueron los temas de Los Redondos. Y qué show...

Fueron diez los temas que hizo el Indio de Los Redondos, intercalándolos en distintos momentos dentro del recital. El primer saque fue a los diez minutos del arranque con Me Matan Limón y Divina TV Führer: de pocas palabras, lo único que presagió el Indio fue "Ya sé que hace calor, pero vamos a saltar un poco...", era lógico que se venía una tanda ricotera. Para ese momento estaba en el campo (tranquilo, lejos, nada cosas raras e irracionales) y fue genial... aunque ligué de lo lindo y eso que no eran temas de los más aclamados :o)

Más adelante, después ocho temas de su repertorio, reventó el campo con Ella Debe Estar Tan Linda y Nadie es Perfecto enganchado con Ñam Fri Frufi Fali Fru: para este momento ya estaba arriba, en la tribuna, y tenía la sensación de que nunca había visto tanto amontonamiento de gente en un recital. Parecían millones de personas (No eran más de 50.000), una vista impactante y tremendamente agradable, por cierto.

Fue rara la reacción de la gente ante la presencia de Calamaro en el escenario: la mayoría, ante el pedido del Indio, lo trató bien, pero hubo algunos que no estaban para nada contentos con la invitación... sobre todo cuando notaron que uno de los tres temas que estaban tocando juntos era ni más ni menos que Esa Estrella Era Mi Lujo, un clásico de los más pretendidos... para mí estuvo bien: lo noté a Calamaro demasiado incómodo con sólo un micrófono en sus manos, pero fue lo de menos. La versión de Veneno Paciente ni me movió, pero la de El Salmón me gustó mucho. Fue una buena experiencia ver a dos grandes en el mismo escenario...

Y lo mejor estaba por venir, como suele suceder...  la última catarata ricotera tuvo tres explosiones hermosas: Mariposa Pontiac, Un Ángel Para Tu Soledad y Juguetes Perdidos fueron el climax de la noche. Después de Cromagnon nunca más había visto una bengala en un show, en Juguetes las ví todas juntas... y no me pareció nada mal, por cierto. Un espectáculo único ver la masa de gente iluminada de rojo, azul, verde, amarillo y naranja... las tribunas, todo. Inolvidable. Lo disfruté mucho.

 
Pero lógico, el cierre debe ser como la historia manda, y permitanme decirles que Ji Ji Ji es una masacre. De las lindas, pero una masacre... yo seguía en la tribuna, y así y todo en el primer "no lo soñé" me pegaron un empujón que caí de jeta al escalón de abajo. Para el punteo fatal me agarré de un paravalanchas, lógico, y casi me caigo también. Pero qué lindo. El Pogo Más Grande Del Mundo es sin duda la descripción perfecta para esta canción...

A favor, más allá del show, la organización y la seguridad: ni un problema para entrar, ni un problema para salir. A favor también, los cocacoleros, que pasaban gritando "¡Coca, Coca!" y por lo bajo te decían "hay Fernet muchachos"... y así era. Había Fernet nomás :o)

En contra, el sonido. El volumen estuvo bajo todo el recital, faltaron a mi criterio un par de columnas de sonido en la mitad del campo, que apunten un poco para los costados. No escuché bien ningún tema, pero sinceramente fue lo de menos.

En fin, no puedo quejarme: no ví a Los Redondos pero ví a lo más parecido que puedo ver, el Indio es un animal de carisma y la gente es una fiesta. Un infierno encantador...

2 comentarios:

  1. El artista mas grande del rock del pais

    ResponderEliminar
  2. el infierno esttuvo encantador en la plata

    ResponderEliminar