martes, 18 de marzo de 2008

La técnica de los cinco por qué

Algo practiqué esta técnica el año pasado, y me resultó realmente interesante. Sobre todo en el trabajo en grupo. Es una buena forma de encontrar el verdadero significado de un problema, y evitar así plantear soluciones débiles ante este.

Manuel Fernández define esta técnica en su blog "Creatividad e Innovación": "en el proceso de intentar llegar al centro de la realidad, es de utilidad analizar el caso de los fabricantes japoneses de los años setenta. Ellos adoptaron la costumbre de preguntar "por qué" cinco veces cuando descubrían un importante problema de producción o distribución, ya que pensaban que las causas se encontraban por lo menos cuatro niveles por debajo de la superficie."
Y en la web "Zips del Conocimiento" encontré esto: "Durante la fase de análisis de problemas para buscar posibles causas principales de un problema, los miembros de un equipo pueden sentir que tienen suficientes respuestas a sus preguntas. Esto podría resultar en la falla de un equipo en identificar las causas principales más probables del problema debido a que el equipo ha fallado en buscar con suficiente profundidad. La técnica requiere que el equipo pregunte “Por Qué” al menos cinco veces, o trabaje a través de cinco niveles de detalle. Una vez que sea difícil para el equipo responder al “Por Qué”, la causa más probable habrá sido identificada."
Bien vale un ejemplo (extraído también de "Creatividad e Innovación"):
1) ¿Por qué se paró la máquina? Se quemó un fusible por una sobrecarga 2) ¿Por qué hubo una sobrecaga? No había suficiente lubricación en los rodamientos 3) ¿Por qué no había suficiente lubricación? La bomba no estaba bombeando lo suficiente 4) ¿Por qué no estaba bombeando suficiente lubricante? El eje de la bomba estaba vibrando como resultado de la abrasión 5) ¿Por qué había abrasión? No había filtro, lo que permitía el paso de partículas a la bomba
Solución: Instalar un nuevo filtro.
Parece simple, pero es un trabajo a conciencia y que puede llegar a costar más de lo que aparenta. Si bien es un ejercicio para practicar en grupo, una buena forma es acostumbrarse a usar la técnica de manera individual. Si yo me empiezo a preguntar "por qué's" puedo armarme un malambo importante en la cabeza (si, si, linda, peor del que ya tengo), pero trato de hacerlo seguido de un tiempo a esta parte. Las respuestas que uno encuentra no siempre son las más alentadoras (como le pasa a Guille y a Mafalda en la tira)... generalmente implican un cambio de costumbre y hasta un cambio actitudinal o de carácter, cosa que no es para nada fácil. Pero es bueno intentarlo. En eso estoy yo...

3 comentarios:

  1. Bueno, me alegra que te haya gustado.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días
    es indispensable aplicar los 5 porque, y si en el tercero tengo la causa estaria mal?

    ResponderEliminar