jueves, 1 de noviembre de 2007

Los chistes y el inconsciente

La única posibilidad de vivir las verdades más aterradoras de la existencia humana es haciendo chistes de ellas, mofándonos de nuestras tragedias, jugando con ellas...
¿Cuántas veces hemos dicho verdades camufladas detrás de la frase "es un chiste"? A mí me pasa con cierta regularidad, y hoy casi de casualidad me hicieron ver que en realidad es un tema serio del cual el mismísimo Freud ha escrito uno de sus trabajos más difíciles de comprender.
El trabajo se llama "El Chiste y su Relación con el Inconsciente", y data de 1905. Realmente parece muy complejo desde el análisis simple que uno pretende hacer: Freud divide su obra en tres partes principales: Parte Analítica, Parte Sintética, Parte Teórica.
En la Parte Analítica Freud trata dos temas principales que son las técnicas de formación del chiste en las que explica cómo se forman los chistes. También explica en otro apartado las tendencias, que serían la intención y el fin de la creación del chiste.
En la Parte Sintética, que ya es más complicada, hace referencia a los mecanismos del chiste y a la psicogénesis del chiste. La psicogénesis es el término que denota el origen y el desarrollo de la mente y de los fenómenos mentales, así como la teoría de la evolución mental.
La Parte Sintética habla también del chiste como fenómeno social y sus motivos. Aquí se puede ver la relación del chiste con la sociedad y cómo va cambiando según diversos factores.
De la Parte Teórica mejor ni hablemos.
A más de cien años de su publicación la vigencia de este trabajo es indiscutible, y la conlusión es clara: los chistes son juegos de palabras que según el folklore de cada sociedad presentan de forma cifrada las verdades no dichas.
Al hacer un chiste se hace uso de aquellos juegos de palabras -y ritmos- empleados en la poesía. Se cifra "algo" no dicho, haciendo alusión de "aquello" es que se hace más presente.
Los juegos de la alusión del chiste tienen su encanto; son juegos de sonidos y significados en donde por el trastrocamiento de las reglas sintácticas (fonética y semántica) que dan consistencia a nuestro imperfecto lenguaje aparecen las referencias veladas que producen la risa del chiste por el ingenio. A esto es a lo que Freud relacionó con el Inconsciente, con su funcionamiento; tanto como los síntomas, los sueños, los olvidos, los lapsus... los chistes no son más que producciones que cifran verdades rechazadas, reprimidas que retornan como elementos sin-sentido.
Todo un tema, ¿no?. Este es un buen punto de conocimiento para descifrar aquellos códigos que se encierran cuando alguien nos dice que lo que dijo es un chiste: ¿es realmente así?, ¿en qué medida un comentario que dice ser chiste realmente lo es? Será cuestión de estar un poco más atentos a las bromas que nos hacen, o a los comentarios con tono de broma que escuchamos, quizá podamos descubrir pequeños secretitos detrás de ellos.
Fuente: Elporvenir.com.mx - (¡Gracias Florz por la idea!)

2 comentarios:

  1. Quizás sea todo un maligno plan del que no tenemos conciencia aunque lo practiquemos. Y las verdades viajan a travez de un chiste, y todavía no lo sabemos.

    ResponderEliminar
  2. No sé si un maligno plan, pero no hay dudas de que muchas verdades viajan a través de chistes, es cuestión de saber encontrarlas, no?
    Gracias por pasar, te agrego a mis feeds.
    Saludos!

    ResponderEliminar